12 de febrero de 2011

Ganar o peder

Esa frase de “has perdido el tiempo” está equivocada. El tiempo no se pierde nunca. El tiempo se desaprovecha. No se desperdicia nada. Todo el tiempo que tú “pierdes”, lo gana otro, por eso nunca se pierde, simplemente se va a otro lado donde lo usen. Así es todo. El espacio que no ocupas, lo ocupa otro, las cosas que no dices, las dice otro, las oportunidades que no usas, las usa otro. Así es como funciona. De hecho tú mismo algún día has usado, sin saberlo, todas esas cosas que otros desaprovecharon.

Ten en cuenta esto. En la vida, o se gana o se pierde, pero ten más en cuenta aun que lo importante de un juego no es saber jugar, lo importante es jugar. Aprender a jugar se hace sobre la marcha, e incluso, sin saber jugar, puedes llegar a ganar a los más expertos. Sin embargo, si por la inseguridad de no saber jugar, no juegas, nunca ganarás. No puedes pretender que te toque la lotería si no compras antes un boleto. Es así como funciona. Para ganar tienes antes que arriesgar un poco. Es la única manera. Recuerda también que cada vez que pierdas estás un paso más cerca de ganar. Sí. Con cada derrota aprendes como conseguir la victoria. Sí. Incluso haber perdido por cometer un error en la partida hará que aprendas para la próxima vez, si es que la hay, aun que no sea en la misma partida.

Estas cansado, sí, de perder y de perderte la vida. De ser un simple espectador. De ser un extra en una película, de tener un papel secundario... Por eso tienes que tomar una decisión. Es difícil, lo sé, es difícil para ti hacer esto, pero es la única manera de conseguir un papel principal. Lo que tienes que hacer es conseguir seguridad. Librarte de los miedos y de las vergüenzas. Eso es lo que marca la diferencia, es lo que se busca para un papel protagonista, alguien capaz de hacer todo lo que ponga en el guión y hacer lo que sea por conseguirlo. Por eso la gente insegura son extras, porque apenas hacen nada, dicen sus dos frases y se acabó.

Sabes como hacerlo, es fácil. Lo difícil es llevarlo a la práctica. Pero tú puedes hacerlo. Tu especialidad es la práctica no la teórica... Es fácil. Sólo tienes que coger esas dos partes de ti que sobran y arrancarlas, y deshacerte de ellas. Es ese brazo atrapado bajo una piedra (sí, he visto 127 horas) que te impide salir. O te quedas ahí y mueres, o te lo cortas y vives...

La respuesta es obvia. Vive.

0 MAULLIDOS:

Publicar un comentario